Cuando el interior es el mundo, Habitar las carceles contemporaneas